Las ciudades son los líderes mundiales de hoy

Las ciudades son los líderes mundiales de hoy

La transición energética avanza en el mundo por la iniciativa de las ciudades. Los usos de la energía en los edificios y el transporte han comenzado a desplazar a los combustibles fósiles ahorrando energía y aumentando el consumo de renovables. Las nuevas tecnologías de generación y de eficiencia energética están facilitando el cambio de un urbanismo basado en el derroche de energía fósil por la restructuración de las ciudades sobre el nuevo paradigma 100% renovables y cero emisiones.

Descárgate el Informe IPM “Ecoinnovación y Rehabilitación a escala de ciudad” aquí

Hasta ahora el diseño de las ciudades ha pretendido que por las mismas vías circulen muchos más vehículos. Ese modelo ha colapsado. Son muchas las ciudades que han iniciado una transformación radical donde el diseño urbano no se hace para los coches sino para evitarlos. Las ciudades con más éxito y calidad de vida tienen menos vehículos. A más progreso menos coches.

Causas del cambio de paradigma energético

  1. La alerta por la contaminación atmosférica es ya el primer problema de las ciudades. Según la Organización Mundial de la Salud, en 2012 se produjeron en la UE 482.000 muertes prematuras por el aire contaminado y la Agencia Europea de Medio Ambiente estima el coste de la contaminación entre 330.000 y 940.000 M€ cada año. Las calefacciones y el tráfico exigen soluciones alternativas al uso de los combustibles fósiles. Estas decisiones no las van a tomar los ministros ni los presidentes de gobierno sino los Ayuntamientos.
  2. La transformación del sector energético mundial se está produciendo por la transición hacia las renovables debido a la rápida maduración de las baterías de almacenamiento, vehículos eléctricos y la caída de los precios de la solar fotovoltaica, la forma más barata de generar energía eléctrica, que permite un rápido crecimiento del autoconsumo, las plantas virtuales de generación (VPP), las microrredes y el vehículo eléctrico conectado a la red (V2G) y a la gestión energética de los edificios.
  3. El autoconsumo residencial avanza de forma imparable. Recientemente Google, después de analizar 60 millones de edificios de EEUU y la viabilidad de los paneles solares en cada uno de ellos, llegó a la conclusión de que el autoconsumo era rentable en 4 de cada 5 edificios. La combinación del autoconsumo con almacenamiento reducirá la demanda de energía primaria de tal forma que los combustibles fósiles ya no serán los que fijen el precio de la energía.
  4. Las grandes ciudades se protegen del cambio climático con objetivos de renovables distribuidas y vehículos eléctricos. Demuestran que disponemos de tecnología probada y competitiva para eliminar las emisiones de gases de efecto invernadero a través de la autosuficiencia en el transporte y los edificios con energía limpia. Los consumidores comienzan a relevar a las eléctricas tradicionales a través de las decisiones de los alcaldes. La energía ha entrado en el diseño de las grandes ciudades y en la era post petróleo.

Las mejores prácticas de sostenibilidad urbana

Ciudades y regiones de todo el mundo están aplicando medidas y objetivos de sostenibilidad entre las que cabe destacar las siguientes por su carácter ejemplarizante:

  1. Transporte público, autobuses, tranvías y ferrocarriles eléctricos 100% con energía solar y eólica.
  2. Programas de autoconsumo fotovoltaico con almacenamiento en tejados de edificios.
  3. Programas de autoconsumo comunitario (compartido) con balance neto para hogares y empresas.
  4. Central eléctrica virtual (VPP) interconectando en tiempo real instalaciones de autoconsumo y almacenamiento con centros de consumo en barrios y ciudades.
  5. Ciudades con objetivo 100% renovables para 2030.
  6. Objetivo 100% de ventas de vehículos eléctricos en 2025 y prohibición de circulación a vehículos diésel.
  7. Objetivos de almacenamiento distribuido a través de autoconsumo y vehículos eléctricos.
  8. Instalación de tecnología V2G con cargadores bidireccionales para vehículos eléctricos.
  9. Corredores de recarga en vías de circulación para vehículos eléctricos y recarga en marcha con paneles solares.
  10. Obligación de puntos de recarga en los nuevos edificios y en aquellos que se rehabiliten, así como fotolineras en las nuevas urbanizaciones.

Detrás de estas buenas prácticas está creciendo otra economía productiva que ha apostado por la transición energética por razones ambientales y porque es más barato que comprar combustibles fósiles. Es una de las razones que la Comisión Europea esgrime en la revisión de las directivas del “paquete de invierno” para desarrollar una economía europea sin carbono, que está encontrando serias resistencias. Pero es ahí donde se juega la competitividad mundial.

La energía como nueva competencia de las ciudades

La Comisión Europea ha planteado la necesidad de abrir el mercado del almacenamiento y de las infraestructuras de recarga para el vehículo eléctrico a nuevos actores que no sean las empresas energéticas convencionales. Entre esos nuevos actores deben estar los municipios mediante el desarrollo de nuevos conceptos:

  1. Ciudades 100% renovables. Los edificios cubrirán su demanda de energía primaria con renovables y el transporte público será 100% renovable.
  2. Municipalizar la energía. De la misma manera que es competencia de las ciudades liberarse de la contaminación atmosférica, también han de serlo los instrumentos para eliminar las causas que la originan.

Modificar los usos de la energía ha de ser el primer objetivo de la ordenación del territorio, que es la responsabilidad más importante que tienen atribuida los Ayuntamientos.


Sigue mi actividad y comparte mis reflexiones

SUSCRÍBETE!

[wd_hustle_cc id=”topics”]